Dicotomia in Blue

Blog

Los ultimos trashumantes

Posted by Duncan on June 29, 2010 at 6:56 AM Comments comments (0)



Es el título de un hermoso video reportaje de Alberto Almansa, acerca del paso de un rebaño de vacas por la ciudad de Córdoba. Las palabras de los protagonistas, el sonido de los cencerros irrumpiendo en la ciudad, las sorprendidas caras de los vecinos, conforman un poema de primavera.



 

En estos días que se celebra mucho y no sé si se hace tanto, vistos los resultados de los últimos años, acerca de la defensa d e la biodiversidad, vale la pena concretar el esfuerzo en cosas tan simples como el fomento de esta práctica centenaria. Lástima que las autoridades anden enfrascadas en ese doble juego de “deslindar” sobre programas y “acotar” a base de permisos sobre el campo. Es difícil estar tan perdidos o faltos de compromiso, décadas después de haber iniciado la política de espacios naturales.

 

También los amigos de Slow Food apoyan a los trashumantes valencianos. Dejemos junto a esta reivindicación del pastoreo y de la movilidad de los rebaños, un glosario que escribimos hace unos años en un libro sobre cultura popular de la Subbética Cordobesa, VOCES DEL SILENCIO




El circo de la mariposa

Posted by Duncan on June 27, 2010 at 7:55 AM Comments comments (0)


 


Hay pocas cosas en internet sobre las que vale la pena escribir un buen articulo, y de esas pocas cosas, pocas enseñan algo realmente importante.


El cortometraje de “The Butterfly Circus” ó “El Circo de la Mariposa” es una de esas producciones que te hace ver la vida de un modo diferente y te hace empatizar con la gente que por alguna razon tiene capacidades diferentes a las de nosotros, sentir esa frustración ante situaciones en las que uno mismo tiene que superarse.



Enlace 


Este cortometraje coprotagonizado por el actor mexicano Eduardo Verástegui, gano el primer premio del concurso de cortos “The Doorpost Film Project”.



El premio de 100,000 dólares, se lo llevo gracias a mostrar en el video valores como la esperanza y la dignidad humana. En este concurso los valores que se debian explotar eran la esperanza, el perdón, la humildad, la alegría, la libertad,la redención y la fuerza de voluntad.


Despues de haber visto el video, no cabe duda de que hay producciones que muestran que las personas podemos ser mas capaces si pensamos de un modo diferente y no solo quejandonos de nuestra suerte. Y nos enseña que a veces para lograr cambios en nuestra vida tenemos que creer primero en nosotros mismos y que nada es imposible para el que se decide a hacer las cosas.


El actor mas valiente del circo, llamado Will, su nombre real es Nick Vujicic y es australiano. El desde su nacimiento nacio sin extremidades sin que los medicos pudieran explicar porque. En es el protagonista principal en este video, que espero hayas visto antes de leer todo el articulo.



Si quieres conocer mas sobre el actor mas valiente del circo, os recomiendo este video,  sorprendente...


Ver video


Y si aun quieres saber mas acerca de este actor puedes leer este articulo, en el cual Nick relata brevemente como ha sido su vida desde que nacio y lo que le costo a sus padres y a el mismo lograr sacarlo adelante.


Ir a articulo

Requiem por un arbol

Posted by Duncan on June 4, 2010 at 6:58 AM Comments comments (0)

“El tabú, el árbol sagrado, el único a quien ningún nómada osó haber herido con sus propias manos… este árbol ha sido víctima de un golpe mecánico”.


Esta es una historia curiosa si no fuera por la profunda tristeza que provoca. Tampoco es reciente. Trata de un árbol, un único árbol, el más solitario y aislado del planeta. También el más gafe. No había otro en 400 kilómetros a la redonda. Sobrevivía en el desierto del Teneré, en Níger, y era una acacia.

Teneré significa en el idioma tuareg “el desolado, y es el desierto del desierto del Sahara, su área central y más árida. Allí donde la vida es prácticamente imposible subsistía el desamparado árbol, el último superviviente de los viejos bosques que durante milenios poblaron las ataño fértiles llanuras del Sahara, expulsados por la sequía de un desierto en implacable avance.

 

Era faro natural en medio de un mar de arena, punto de referencia obligada para las caravanas de camelleros, emblema de vida en mitad de un paisaje de muerte. Su secreto estaba en la potencia de las raíces, capaces de llegar hasta un pequeño acuífero fósil localizado a 35 metros de profundidad. Incluso florecía todos los años, en un intento desesperado por perpetuarse tan inútil como maravilloso.

Pero llegamos nosotros y nuestros locos cacharros. 25 años después de descubrirlo para el mundo occidental, el explorador y etnólogo francés Henry Lhote se encontró en una segunda visita con que un camión le había desgajado uno de sus dos troncos. Y no se lo podía creer:

Parece imposible chocar contra el único obstáculo en cientos de kilómetros, con todo el espacio del mundo para esquivarlo, pero ocurrió. Y no una vez, sino dos. La segunda fue la definitiva. En 1973 un camionero libio, presuntamente borracho, embistió accidentalmente la acacia acabando con el símbolo de los tuaregs. Sus restos pueden verse ahora en la capital de Níger, a modo de triste monumento. Mientras, en su lugar original se levanta un árbol metálico apoyado en bidones de combustible, triste caricatura artística del avance avasallador de nuestra civilización.


En la primera imagen, fotografía del solitario árbol realizada hacia 1970 (Peter Krohn)

Sobre estas líneas, la acacia en 1971.

 

Finalmente, fotografía del triste árbol metálico erigido en 2003 como recuerdo a la acacia original derribada por un camión (Foto Meridianos).

 

Podéis encontrar más información sobre este árbol en la Wikipedia, Fronteras, Aquí estuve ayer, Meridianos y Maikelnai’s.


Babacar.

Posted by Duncan on March 26, 2010 at 8:45 AM Comments comments (0)
“Al joven africano que esta a punto de emigrar a Europa, le diría que el futuro de África está en sus manos y ha de pensar en volver. Hay que estar arraigado al país de origen y a la vez, estar abierto al mundo. No podemos contribuir a mejorar el mundo si somos sólo un vagón, tenemos que conseguir que África sea un motor”
(Babacar Fall)


Rescato estas palabras del senegalés Babacar Fall, doctor en historia, que ha conseguido triunfar en un país donde gran parte de la juventud emigra a Europa para mejorar su situación. Profesor en la facultad de ciencias y tecnologías, así como jefe del departamento de Historia y Geografía, es además, un innovador y visionario que preside una organización panafricana de promoción del uso de las tecnologías en los sistemas educativos:

 

“Si somos capaces de acceder a la información correcta podremos superar las dificultades. Existe una división entre el primer mundo y el tercero y teniendo acceso a Internet, podríamos solucionarlo”



Filosof?a Tuareg

Posted by Duncan on March 26, 2010 at 7:57 AM Comments comments (0)


Los Tuareg son un pueblo bereber del desierto del Sáhara. Para los occidentales son jinetes sobre elegantes camellos, viajeros en una tierra infinita, los últimos pueblos libres sobre nuestro planeta. La realidad es que los Tuareg son los Nómadas del desierto, los hombres azules, como se les denomina por sus ropas teñidas de azul índigo. Cuando se desplazan cubren las necesidades de los animales y las suyas propias en el camino, puesto que viven en unidades familiares extensas las cuales van siguiendo a los grandes rebaños a su cargo.


“Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!”

Aquí os dejo una hermosa entrevista a un joven tuareg.


Las dos caras de dieciocho a?os de guerra.

Posted by Duncan on March 11, 2010 at 2:32 PM Comments comments (0)

En 1984, en el campo de refugiados de Nasir Bagh, en la frontera con Pakistán, Steve McCurry toma el retrato de una joven afgana, huérfana en un pueblo bombardeado por los soviéticos.

El encuentro sólo dura un cuarto de hora, no le pide su nombre, apunta sólo la edad: doce años.

 

Pero la imagen, publicada en el "National Geographic" en junio de 1985, va a vivir su propia vida.

Reproducida decenas de veces en diversas revistas, esos ojos verdes van a volverse los de todos los niños de la guerra, en Afganistán o donde sea.


McCurry intentará encontrar a la niña, tras una búsqueda de dieciohco años, llena de rumores que la convierten en un símbolo: se dice que es modelo, profesora de inglés de la familia de Ben Laden y buscada por la CIA.

 

Se llama Sharbat Gula, tiene treinta años, tres niños y una existencia en medio de guerras sucesivas.

 

El segundo retrato es más problemático.

Hace falta verificar que los ojos verdes de Sharbat eran los mismos que los del primer retrato.

Todos los medios han sido utilizados para este fin: un método de "reconocimiento de las características faciales", empleado por el FBI, luego un programa informático que permite identificar las personas buscadas en los aeropuertos americanos y por fin un análisis científico de los iris.

"Al 100 % es ella".

 

Entonces, la imagen tiene derecho a la palabra.

Cuenta que su burka, el velo integral de las mujeres afganas, está presente en su vida, que la paz que los talibanes aportaron a este país sin ley y los bombardeos americanos la han entristecido.

 

( Texto aparecido en el diario "Liberation" )

 

 

 

 

 


_______________________________________

 

La primera cosa que me llama la atención es la actitud de la niña.

Nos mira fijamente.

En la segunda imagen, la misma composición, nos ayuda a entender los dieciocho años de intervalo entre las dos fotografías.

 

En la foto de la izquierda la muchacha tiene una mirada fija y conmovedora.

Mirada que todos conocemos como símbolo de los niños para los que la guerra es lo cotidiano.

 

El segundo retrato nos muestra una mujer, cuya mirada es muy especial.

El muy difícil para nosotros entender, sentir e interrogar a esos ojos.

La mujer se llama Sharbat Gula y tiene su burka subida por encima del rostro.

La mirada sigue siendo conmovedora, asombrosa, pero parece que la tristeza ha sucedido al orgullo de antaño.

Obviamente la burka es un elemento importante.

De cierta manera dramatiza la escena, puesto que para nosotros occidentales, es una "prueba", un signo de la opresión que sufren las afganas.

 

Me parece que el fuerte impacto que tienen estas dos fotos es justamente su yuxtaposición: por un lado, la presentación de la niña con un rostro conmovedor, atrayente y seductor, por otro, la imagen de una mujer triste, cerrada, que imaginamos "vieja".

 

El artículo "Las dos caras de dieciocho años de guerra", refuerza la impresión de desgaste entre las dos imágenes.

También "pregunta cosas" que, solas, sin texto, no preguntan las fotos.

En efecto, me parece que ese "antes / después" fotográfico no nos enseña nada más que la guerra cansa la mirada de los que la viven y que la burka es una costumbre afgana, de las mujeres, mientras que las chicas sólo parecen llevar el velo.

 

¡ Y ya está !

 

Es todo lo que a mí objetivamente, me parece salir de esas fotografías, solas.

 

Pero tienen mucho más sentido, preguntan, cuestionan más si están apoyadas en un texto, teniendo en cuenta nuestro acceso a la información.

 

La primera imagen tuvo mucho impacto en la revistas. ¿Pero, eso gracias al rostro bonito o porque la guerra sí misma es un problema?.

¿ Quién se hubiera interesado por el futuro de una niña en un campo de refugiados sin el impacto del rostro y de la mirada ( mientras el autor ni siquiera conocía su nombre )?.

¿En nuestras sociedades tiene una mirada seductora y conmovedora, más impacto de sensibilización a la guerra, que imágenes de pueblos agobiados en un campo?.

 

En el momento de la guerra, el 75% de los norteamericanos apoyaban los bombardeos.

 

¿Para que sirve buscar la niña bajo las bombas? ¿para disculparse? ¿para desviar la atención?.

 

¿No es exagerado averiguar por las más altas esferas de la seguridad norteamericana, si los ojos de la segunda foto corresponden a la misma persona?

 

¿No tenemos que entender, por fin, dos testimonios diferentes tras las dos fotos? ¿Y no sólo uno? ¿No atestiguan dos realidades diferentes en dos épocas diferentes?

 

¿Cómo? ¿de qué?, ¿de quién? ¿por quién son fabricados los símbolos?

 

Si encontrar la chica después de tanto tiempo es una motivación personal del fotógrafo, ¿para qué sirve publicar el segundo retrato?.

 

Ahora que la "imagen ha tenido derecho a la palabra", ¿no hay una contradicción entre nuestra percepción de los hechos y la manera de vivirlos, al oír las personas afectadas?.

 

Por ejemplo, ¿cómo se percibe la burka en Afganistán o en Occidente?.

 

Finalmente, una última pregunta con respecto al comercio.

Inmediatamente después de la publicación del segundo retrato, ha sido creada una fundación para el "desarrollo y para dar oportunidades" a la educación de las jóvenes mujeres afganas.

Sharbat Gula va, ella misma, a recibir una indemnización, de una manera u otra, por la difusión del primer retrato.

No sé si es bueno o malo, no estoy aquí para decirlo, pero algo me llama la atención.

 

Tengo que admitir que al comienzo, la historia de esas dos imágenes no me interesaba.

Nunca he intentado conocer la identidad de la gente fotografiada en el marco del fotoperiodismo.

Les veo como testimonios de realidades diferentes según las imágenes.

Un reportaje trata de una situación particular, en un momento particular, vivida por un ser particular.

Es lo que a mí me importa.

No su nombre, apellido y situación familiar.

 

Al final, subsiste una pregunta ¿Cuál es el sitio de cada uno en todo esto? la prensa, el fotógrafo, Sharbat Gula, por supuesto, los norteamericanos, los afganos y el espectador.

 

 

 


Tibet. El exodo.

Posted by Duncan on March 8, 2010 at 5:07 AM Comments comments (0)

La actividad religiosa en Tíbet es controlada por el gobierno chino: limita el número de monasterios y monjes, interfiere en la selección de los líderes monásticos, prohíbe la celebración de ritos tradicionales y dirige campañas de reeducación basadas en la oposición al Dalai Lama (derecha)

Monjes en Monasterio de Samten Ling en Kathmandu (izquierda)



Asentamiento de Sonamling (arriba) en Choklamsar, Laddakh, India, se estableció en 1969 con 617 refugiados tibetanos, en su mayoría nómadas del Chantang, región occidental del Tíbet. En la actualidad alrededor de 6.000 los refugiados allí viven.

Nómadas (abajo) el gobierno chino está reubicando a los pastores tibetanos. Los obliga por la fuerza a trasladarse a zonas urbanas y agrícolas.



Hogar de ancianos en el asentamiento de Sonamling, en Choklamsar, Laddakh, India.

No son pocos los ancianos que carecen de ayuda alguna, ya que no la tienen de familiares. y dependen exclusivamente del cuidado de sus vecinos.


 

Los refugiados llegan a Nepal y son alojados provisionalmente en el centro de acogida de Katmandú, desde donde son enviados en autobus al centro en Delhi y posteriormente al de Dharamsala.

Taka (arriba, izquierda) cruzó Nangpa La en el crudo invierno para no ser detectado por el ejército chino y abandonó su equipaje y comida para cargar con un niño de 14 años que no podía caminar. Llegaron a Nepal con vida, pero perdió ambas piernas debido a la congelación.

En su huida hacia la libertad, Samten, su hermano y un amigo (abajo, izquierda y centro), se toparon con los cuerpos congelados y semienterrados en el hielo de otros refujiados que se perdieron, debido a las tormentas, en el temido paso de Nangpa La.

"Muchos niños mueren en la nieve, mientras sus padres en el Tibet piensan que están sanos y salvos en Nepal o en la India?, cuenta la enfermera Tenzin Iñaki (abajo, derecha)


 

El Centro de Acogida de Dharamsala fue abierto en 1990

Una vez curados y registrados, los refugiados, un centenar aproximadamente, serán recibidos por el Dalai Lama en audiencia pública.


 

Jampa Phuntsok (izquierda) estuvo encarcelado durante 24 años por participar en la defensa de su monasterio durante la invasión china. Liberado en 1984, volvió a ser detenido por gritar en la calle "Viva el Tíbet libre". Fue condenado a otros tres años de encierro. Al salir, huyó a la India a pie, cruzando el Himalaya.

Palden Gyatso (centro) pasó 33 años en prisión, donde fue torturado sistemáticamente. Escapó a la India llevando consigo instrumentos que son utilizados en las cárceles del Tíbet para inflingir las torturas.

Youri (derecha), ex guerrillero del Tsujhe Khangdo, fotografiado en el Hogar de Ancianos del asentamiento de Mundgod, Karnataka, India.


El Tibetan Children’s Village (arriba), situada en Dharamsala es una de las escuelas tibetanas en el exilio.

Tsering (arriba, centro) llegó a Kathmandu con 10 años. Huyó con sus padres a través de Nangpa La y fue dejada en el Tibetan Children´s Village de Dehra Dun junto a su hermano menor. Sus padres retornaron al Tíbet después de ver al Dalai Lama, querían que los niños estudiaran y crecieran en libertad.

Estos padres saben que posiblemente nunca más se volverán a encontrar con sus hijos.

Transit School (abajo), cerca de Dharamsala, India. Muchos de estos jóvenes no han tenido acceso a la escuela en el Tíbet, adquieren conocimientos básicos de tibetano, inglés y otras asignaturas. Algunos piensan volver a su país y este aprendizaje les servirá para conseguir empleo,. De conocer las autoridades chinas que han estado estudiando clandestinamente en India, podrían ser gravemente castigados.



Toma de contacto.

Posted by Duncan on March 8, 2010 at 4:58 AM Comments comments (0)
"No corras, ve despacio,al único lugar al que tienes que llegar es a ti mismo".

Al? Bey

Posted by Duncan on March 7, 2010 at 6:29 AM Comments comments (0)

Fue un científico, aventurero y explorador, cuyo verdadero nombre era Domingo Badía, barcelonés nacido en el año 1767, se le conoce por el nombre de Ali Bey, o príncipe Ali Bey. Fue un gran estudioso y un islamista, a la vez que un espía en su época.

Fue administrador de Tabacos en Córdoba y trabaja de funcionario en Granada, ganado el favor de la Corte y gracias a su amistad con Godoy, presenta a Carlos IV un proyecto de expedición a África por lugares poco conocidos.

Adopta ropajes nativos árabes y conocedor del idioma, inicia sus primeros viajes el 25 de Mayo de 1803, cambiando ya en Marruecos su nombre por el de Ali Bey el Abassy. Esto le hace abrirse camino en un mundo vedado a los europeos, llegando a conocer sultanes y nobles.

 

Sus conocimientos científicos le sirven para realizar predicciones astrológicas y es considerado un santo, llenándosele de regalos e incluso el sultán le regala dos mujeres.

Se le considera un francmasón catalán, interesado por estas reglas, pero su misión científica inicial cayó en desinterés, quedando relegada a una misión económica y política, ya que ejerció de espía de la corte española en Marruecos. Visita La Meca y es el primer occidental que besa la piedra negra de la Kahva.


En sus viajes también recorre El Cairo, Damasco, Constantinopla y tierra Santa, dejando relatos concernientes en su libro “Viajes de Ali Bey”.

Entre sus proyectos tenía encontrar el santo Sepulcro y localizar la Atlántida.

Carlos IV pierde interés por sus proyectos y Badía los presenta a Napoleón , se afrancesa y pone al servicio de José I ( Pepe botella), del cual consigue el titulo de Intendente General de Segovia. La derrota de los franceses hace que se exile a París, donde escribe sus memorias y solicita el perdón a Fernando VII, sin lograr ningún éxito.

 

Por su parte Luís XVIII, le nombra Mariscal de Campo, partiendo después a Oriente en un segundo viaje, como espía, con nombre de Ali Othman. Su última carta llega de Constantinopla el 20 de Marzo de 1818. No se supo nada mas de él, ya que en su muerte se citan varias fechas 1819, 1822 y 1824, también se cuenta que fue envenenado ( en Alepo), y también se cree por un plan urdido por los ingleses, que temían la influencia francesa en la zona. A su muerte dejó un gran legado de pictogramas, que siempre se creyeron eran mapas de tesoros ocultos.




Instantes

Posted by Duncan on March 6, 2010 at 7:52 PM Comments comments (0)


Esta foto fue tomada en el año 1930. Son vecinos del barrio de San Pablo de Zaragoza celebrando en las ribera del Ebro la popular fiesta ciudadana. Un sol generoso y ganas de compartir tortillas, vino y canciones eran lo único que necesitaban para pasar un buen día. Quedaba un año y cuarenta días para que estos mismos vecinos celebraran la llegada de la II República. Desgraciadamente la alegría se borró de las caras de los protagonistas con la guerra civil, con la brutalidad y los largos años de la dictadura.

En fin...  todo un testimonio de gente nómada que mas tarde emigró a otros países pero que siempre recordaron con fotos como ésta la popular fiesta de la Cincomarzada.

Subscribe To Our Site

Share on Facebook

Share on Facebook

Send to a friend

Google Translator

Recent Forum Posts

by Pisces over a year ago
by Jazzvida over a year ago
by Duncan over a year ago
by Pisces over a year ago

Realtime Clock

Webs Counter

Google+ Web Search