Dicotomia in Blue

Blog

Calaveras de cristal

Posted by Duncan on June 29, 2010 at 8:17 AM Comments comments (0)

Las calaveras de cristal están cortadas con la forma de una calavera humana, varían en forma, tamaño y tipo de cristal. Algunas son auténticas, talladas por los mayas y otras culturas, mientras que la mayoría que podemos contemplar en la actualidad, fueron talladas recientemente.

 

Los lugares en que se han hallado estos objetos están ubicados generalmente en Centroamérica, especialmente en ruinas aztecas y mayas, aunque han habido noticias y rumores de posibles hallazgos en Suramérica, pero no han sido confirmados.

 

Además de asombrarnos con la forma en que fueron talladas, o la incapacidad para determinar como lo hicieron, existen afirmaciones de que a su alrededor se producen fenómenos inexplicables y extraños.

 

La más conocida de estas calaveras, así como la más misteriosa es el "Cráneo del Destino" o "Calavera del Destino", descubierta por Mitchell-Hedges. Tiene características muy similares a la de una verdadera calavera humana, como dientes y una mandíbula con movimiento. Hasta ahora no se ha logrado determinar la forma en que fue tallada, ya que se trata de un trabajo imposible de realizar por los más talentosos escultores de su época


 

Fabricada con cristal puro de cuarzo, tanto la mandíbula como el cráneo provienen de la misma roca. Exceptuando pequeñas anomalías, es anatómicamente perfecta, posiblemente la representación de un cráneo femenino debido a su pequeño tamaño, 12,7 cm. de altura, mientras que su peso es de 5 kg.

 

Tantos los prismas ubicados en la base, como las lentes pulidas a mano de los ojos, se combinan para producir un brillo muy intenso. El cráneo, perfectamente tallado en cristal de roca, presenta un alto grado de dureza (siete sobre diez, en la escala de Mohs), de lo que se deduce que sólo mediante fundición del mineral y utilizando un molde, el tallado con otras piedras preciosas de igual o superior dureza (como el diamante) o un laser podría obtenerse algo parecido. Pero los mayas no poseían la suficiente capacidad técnica como para enfrentarse a semejante empresa.

 

Fue el explorador británico F.A. Mitchell-Hedges quien afirmó que fue desenterrada por su hija, Anna, en 1924, durante una expedición realizada en las ruinas mayas de Lubaantum, Belize, mientras buscaban huellas de la Atlántida, en uno de los templos, tras mover unas grandes piedras que cubrían un altar.

 


 

En 1970 la familia Mitchell-Hedges entregó el cráneo a los laboratorios de Hewlett Packard para su estudio, en los cuales pudo comprobarse que el cristal fue tallado en contra del eje natural del cristal, a pesar de que los modernos escultores no lo harían, porque esto provocaría la rotura de la pieza de cuarzo, ni siquiera utilizando la tecnología láser, ya que tendría idénticos resultados sobre el cristal. Otro de los hallazgos sorprendentes consistió en que no hallaron evidencia ni rastros de que se hayan utilizado herramientas metálicas. La calavera fue hecha de pura roca cristalina en un proceso de construcción que, generación tras generación, abarcó entre 150 y 300 años. Y dice que durante todos los días de muchas vidas los mayas rasparon la pieza cristalina original con arena.


 

Los expertos del British Museum hacen remontar la calavera a la civilización azteca, fechando el origen (con muchas dudas ) alrededor del 1300/1400 después de Cristo. Sin embargo, los indígenas que acompañaron a Mitchell-Hedges en Lubaantum (lugar de las piedras caídas) y siempre según sus propias palabras, aseguraron que el "Cráneo del Destino" tenía más de 3.600 años de antigüedad.


 

Otras dos calaveras de cristal se encuentran en el Museum of Mankind, en Londres, Inglaterra, y en el Trocadero Museum, en París, Francia. Ambas fueron halladas por soldados en México durante la década de 1890, y están talladas sobre puro cristal de cuarzo, aunque no tan elaboradamente como la de Mitchell Hedges.


 

La calavera expuesta en el Museum of Mankind se considera gemela de la de Mitchell-Hedges, salvo por un detalle. La calavera de Mitchell-Hedges, en efecto, tiene la mandíbula articulada, como en un cráneo verdadero; mientras que la llamada Calavera Británica tiene la mandíbula fija. Los investigadores están de acuerdo en afirmar que los dos objetos han sido construidos por las mismas manos. El Museum of Mankind lo adquirió de Tiffany's, el célebre joyero de Nueva York, en el 1898, por 120 libras. Él encargado de la transición fue cierto Kunz, que en un libro suyo sobre los minerales, cita la calavera. Los ejecutivos de Tiffany's no fueron capaces de (o no quisieron) dar explicaciones sobre su origen.



Unos 12 años después, sería el British Museum quien entró en posesión de esta calavera. La llegada de la calavera al British Museum, coincidió con una serie de extraños acontecimientos. A parte las afirmaciones, antes escasamente probadas, de repentinos desplazamientos de objetos o repentinas invasiones de perfumes diferentes e inexplicables, fue el personal de limpieza del museo en las horas nocturnas, quienes alimentaron las creencias que atribuyen a la calavera poderes ocultos. Finalmente consiguieron que la calavera fuera cubierta por un pesado paño durante las horas nocturnas.

 

El antropólogo Morant realizó un estudio comparativo de ambas calaveras, llegando a conclusiones que no son compartidas por otros estudiosos. Morant dejó constancia de que ambas eran similares en muchos detalles anatómicos, llegando a afirmar que, por su forma, ambas habían sido modeladas sobre la calavera de una mujer, que eran representaciones de un mismo cráneo y que la una era copia de la otra, siendo la de Mitchell-Hedges la primera.

 

En el 1950, la calavera del British Museum fue examinada de nuevo y de tal examen se descubrió qué la calavera tenía su origen en México, que se remontaba 1400 - 1500 d.C. y qué el material fue cuarzo brasileño.

 

Una tercera calavera de cristal expuesto al Musèe de El Homme de París, idéntica en el estilo a los otras dos pero de dimensiones menores, puede proveer informaciones particularmente interesantes. Los expertos del Museo afirman que hizo parte de un "cetro mágico" azteca del siglo XIII o XIV d.C., y que fue usado para alejar a las serpientes y prever el futuro. Tiene un agujero que la atraviesa de arriba a abajo (supuestamente hecho por un grupo cristiano para colocar en ella una cruz) y el estilo, la forma y el corte son similares a otras calaveras descubiertas en diversas ruinas de México.

 

Un Misterio sin Resolver

 

Existen incontables hipótesis acerca del origen real de las calaveras, llegando algunos a pensar que puedan ser el legado de inteligencias superiores o extraterrestres. La respuesta más obvia sería que los nativos de Centroamérica, aztecas y mayas, las tallaron por sí mismos, pero esta hipótesis no explica la los medios con que fueron creadas, ya que ninguna de esta culturas, por lo menos hasta donde sabemos, poseían la tecnología o el conocimiento necesarios para completar esta labor, a menos que realmente empleasen la técnica de fricción con arena, pero eso sería extremadamente pesado y costoso y como ya explicamos precisaría el trabajo de vidas enteras dedicadas a tan ardua labor ya que por este metodo se tardarían entre 150 y 300 años en conseguir tal perfección.

 

A las abundantes anécdotas y creencias surgidas alrededor de estas raras piezas, y a las originarias atribuciones de poderes utilizados en los rituales en los que, presumiblemente, fueron usadas, son sumadas muchos otras que van desde el ocultismo, lo paranormal y la ufología.


 

El misterio de las calaveras es enriquecido también por una leyenda que se remontaría a los mayas. Tal leyenda cuenta que en el mundo existen 13 calaveras de cristal a tamaño natural, y cuando todas sean redescubiertas y asociadas, les transmitirán a los hombres todo su conocimiento. La leyenda, en cambio, nos advierte que eso ocurrirá solamente cuando los hombres sean íntegros moralmente. Esta leyenda que se transmite como una tradición oral, ha contribuido al nacimiento de un mito, aquel de las calaveras malditas. Todo eso, además, no es inmune al atractivo que los mayas suscitan como pueblo.



 

 

 

Hasta ahora se han descubierto varios craneos en distintos lugares del mundo, estas son algunas:

 


SKULL OF DOOM: Descubierta en 1927 por Mitchell-Hedges en las ruinas mayas de Lubaantum, Belize, mientras buscaban una posible conexión con ruinas de la Atlantida. Según su relato, después de su descubrimiento se sucedieron varios fenómenos sobrenaturales. Los 300 indianos que trabajaron con ella en las excavaciones se arrodillaron y besaron el terreno cuando el objeto fue llevado a la luz. Anna relata que los nativos mayas de la zona la reconocieron al instante como representación del dios de sus antepasados y oraron ante ella.



MAYAN: Esta calavera está tallada en cuarzo. Tiene 20,48 cm de largo, 12,54 cm de ancho, 10,79 cm de alto y pesa 3,95 kg. Pertenece a un supuesto "Monje maya". Dicen que fue descubierta en San Augustine, Aczahuanthan, Departmento De Zacopa, Guatemala, en 1912 por un tal Héctor Montano.



ET: Descubierta en 1906 en Guatemala. Es de cuarzo ahumado. Se caracteriza por la forma puntiaguda del cráneo y mandibula pronunciada. Tiene cierto aire no humano. En la actualidad pertenece a un coleccionista Norteamericano.



Calavera expuesta en Paris: Esta calavera está tallada en cuarzo. Probablemente pertenece a la cultura Azteca del siglo XV. Representa a Mictlantccuhtli, el "Dios de la Muerte". Tiene un conducto cavado en forma vertical, por lo cual se supone que se llevaba en el extremo de un bastón. Pertenece al Musèe de El Homme en París, Francia.



Calavera expuesta en Londres: Esta calavera de cristal pertenece al Museum of Mankind, del British Museum en Londres. El museo lo compró en Tiffany's de Nueva York en 1898 por 120 libras. Se considera gemela de la de Mitchell-Hedges, salvo por un detalle. La calavera de Mitchell-Hedges, en efecto, tiene la mandíbula articulada




Las esferas de piedra de Costa Rica

Posted by Duncan on June 29, 2010 at 7:55 AM Comments comments (0)


Entre las inmensas incógnitas de las culturas y sociedades que pueblan la Tierra, las esferas de piedra de la cuenca del río Terraba y Sierpe, al suroeste de Costa Rica representan un claro exponente de todo aquello que aún queda por explicar para conocer el origen primigenio del planeta y de sus habitantes.


 

Transcurría la década de los cuarenta, cuando la corporación United Fruit Company iniciaba sus trabajos en el campo de la banana en el delta del Diquis, en la zona sur de Costa Rica, cuando salió a la luz, debido a sus trabajos de limpieza del bosque, unas imponentes esferas rocosas de tamaños y volúmenes diversos. Las esferas halladas tenían un rasgo en común: su forma increiblemente análoga.


Desde su descubrimiento un numeroso contingente de arqueólogos han intentado dar respuestas a las principales dudas que plantean las esferas: ¿quiénes las tallaron?, ¿cuándo fueron realizadas?, ¿qué funcionalidad tenían?...


 

Sin embargo, pocas cosas claras han arrojado los estudios llevados a cabo en la zona. En 1940, la arqueóloga Doris Stone, cuyo esposo, George P Chittenden había adquirido como agente de la compañía bananera varios terrenos en la zona sur, realizó una serie de investigaciones que no pudieron demostrar una datación coherente de las piezas, ni localizar su posible origen y por supuesto tampoco hallar un origen para la perfección de su construcción. Años después, el también arqueólogo Samuel K. Lothrop, experto en civilizaciones indígenas americanas, se quedó sin formular conclusiones categóricas. Aunque ambos representaron la avanzadilla de próximas investigaciones. Pero, ¿qué era lo que las hacía indatables?


 

En las investigaciones más recientes llevadas a cabo por algunos grupos de arqueólogos han tenido unas conclusiones semejantes a las que anteriormente se han realizado. Algunos investigadores abogan en creer en que las gigantes esferas de piedra de Diquís se empezaron a hacer durante el período IV (1000 a.C- 500 d.C), aunque en realidad se trata de hipótesis de trabajo, no habiéndose encontrado pruebas tangibles que puedan confirmar la teoría.


 

La arqueóloga Ifigenia Quintanilla es una de las principales investigadores de este tema. Durante seis años formó parte del proyecto "Hombre y Ambiente en la delta Sierpe-Terraba", cuya meta principal era el estudio de las inexplicables ¿rocas? Quintanilla sostiene que las esculturas fueron utilizadas como símbolo de poder entre grupos y que el tamaño iba directamente relacionado al status de cada pueblo. En el cómo se hicieron, se declina por el que la elaboración de estas piezas requirieron de un conocimiento detallado de la fractura de la roca y de técnicas de picado y pulido. Se piensa que utilizaban el fuego y enfriamentos bruscos de temperatura para que la roca se fuera desprendiendo en capas. ¿Fue esta simple técnica la que obtuvo esferas milimétricamente perfectas?



 

El tamaño de las esferas varía. Se las puede encontrar desde las de más de dos metros hasta la de unos pocos centímetros de diámetro. Las esferas están construídas en granito, andesita y roca sedimentaria. Pudiendo pesar hasta unas 16 toneladas. Dado que estos materiales no son propios del área del delta del Diquís se piensa que fueron transportados en balsas desde muchos kilómetros de distancia hasta su localización actual. Pero, ¿dónde quedaron los vestigios de estos transportes?

 

 

 

Las esferas se han encontrado en su mayoría, en la superficie, algunas montadas en plataformas de piedra pequeñas. En la actualidad, mucha de estas valiosísimas y enigmáticas piezas arqueológicas se encuentran adornando los jardines de algún que otro museo en Costa Rica, en casas de alto abolengo o exhibidas al público en el extranjero. Aunque las esferas se encuentran mayormente interrelacionadas a enclaves arqueológicos de las sociedades precolombinas, no hay manera, por ahora, de saber si fueron hechas por estos o por alguna cultura que la antecediera. Es posible fechar su contexto, pero ¡las esferas quedan exentas de ello!.

 

 



Una de las esferas más grandes encontradas hasta elmomento se encuentra localizada en la finca "El Silencio" en Palmar Sur, su diámetro supera los dos metros. Otra curiosidad es que aunque no se han encontrado enterramientos debajo de su localización, con gran frecuencia se hallan alineadas en las cercanías de zonas funerarias. ¿Qué simbolizaban aquellas disposiciones en línea?


Las hipótesis vertidas entorno a enigmas y misterios arqueológicos son siempre numerosas. Aumentando aún más si dicho enclave está bañado por el olvido de los tiempos y por el no saber de sus orígenes. Las teorías entorno a las esferas de piedra de Costa Rica son cuantiosas. Las hay que postulan sobre su simbología representativa del poder político, pudiéndose encontrar algunos datos en crónicas antiguas. Otras apuestan por su función religiosa dentro de la sociedad donde fueron construidas, el arqueólogo inglés Andrew Tomas apoya esta teoría, aunque no descarta la del simbolismo astronómico. Y las más arriesgadas teorías consideran la posibilidad de que éstas fueran producto o señal de la visita de seres de otros planetas a esta zona del planeta, en 1969 el suizo Erick von Däniken incluía las esferas de piedra en su libro Regreso a las Estrellas, siendo una antigua visita de extraterrestre el origen de las mismas.


 

En el Museo Nacional de Costa Rica se encuentra una esfera de piedra que destaca de las demás por un simple hecho, muestra un petroglifo en uno de sus hemisferios. Un grabado con una serie de formas complejas, marcados con trazos firmes. Esos petroglifos se han hallado en varios puntos de Costa Rica. Representaciones rituales, mapas geográficos y formaciones rituales son algunas de las explicaciones que los investigadores y estudiosos han dado para definir lo grabado en piedra.


 

Pero hay una explicación que por su curiosidad es digna de mencionar. En dicha hipótesis se identifica los petroglifos con representaciones de marcado cariz astronómico, es decir, posibles cartas celestes en piedra con una finalidad ceremonial o a modo de calendario orientativo.

 

El 25 de Marzo de 1979, en la sección 'Áncora' del periódico La Nación de Costa Rica, el investigador Michael O'Reilly presentó en público su propuesta de que el petroglifo circular encontrado en el montículo principal de Guayabo de Turrialba, en la provincia de Cartago, pudo haber tenido la funcionalidad de calendario de precisión. Con el uso de objetos astronómicos de poca magnitud, daba detalles de fechas como los solsticios, el día más largo del año y la duración de la época de lluvias. ¿Cómo adquirirían los creadores del petroglifo los conocimientos astronómicos necesarios para poder configurar ese tipo de calendario?



 

Entre el amplio abanico de explicaciones también podríamos destacar la hecha por el diseñador y antropólogo estoniano, Ivar Zapp. En su obra titulada Atlantis in America, afirma que los megalitos tico guardan semejanza con un continente borrado del mapa hace 11.500 años. Aunque las autoridades arqueológicas costarricenses no apoyan dicha teoría, el International Biographical Centre, con sede en el Reino Unido, mencionó a Zapp como uno de los 2.000 científicos más connotados del siglo XX debido a su polémica teoría.

 

Zapp con un atlas de Mercator -que toma en cuenta la curvatura de la Tierra-, descubrió que las esferas, tal y como fueron emplazadas señalaban distintas direcciones, como si fueran mapas a gran escala. Con la ayuda de Carlos Araya, de las Líneas Aéreas de Costa Rica (LACSA) confirmó que podrían tratarse de rutas marinas. Uno de los aliniamientos desenterrados por los arqueólogos mostraba el trayecto en línea recta que conduce hasta la Isla del Coco, después a las islas Galápagos y conduce finalmente a la Isla de Pascua. Un segundo grupo de rocas analizadas apuntaban a Jamaica, Cuba y las Bermudas. Mientras que otras estaban orientadas hacia Giza, en Egipto y a Stonenhenge en Inglaterra. ¿Casualidad?


 

Esferas en un futuro


 

Cara a una conservación futura de las esferas, numerosas personas e instituciones han dado su apoyo y estudio aunque todavía queda mucho por hacer. Los puntos básicos ha seguir sería la solución del enigma que se encuentra en la pétrea forma de las piezas y para su conservación debería detenerse su destrucción, su comercialización y el no cambiarlas más de sus emplazamientos originales.


 

Esperamos que algún día podamos ser partícipe de unas conclusiones coherentes que nos respondan las dudas que este misterio nos plantea.


 

El único problema es que parte de ese misterio puede estar en las formas primigenias del emplazamiento donde se hallaron. Actualmente modificado en un elevado tanto por ciento

 

 




Hemos generalizado conceptos acerca de la cultura amerindia responsable de su creación, etc. Pero para comprender la trascendencia profunda del significado de las esferas de piedra, serán necesarias más y mucho más profundas exploraciones referentes a esa maravillosa cultura. De otra forma jamás conoceremos el propósito original de las esferas.

El quinto sol

Posted by Duncan on June 29, 2010 at 7:25 AM Comments comments (0)

 

La historia mexica de la Creación cuenta como un dios anciano se sacrificó para hacer nacer el Quinto Sol (la era actual). Hallada cerca de la llamada Pirámide del Sol, los estudiosos creen que es posible que este disco de piedra tenga relación con el sacrificio humano y el culto al sol.


Disco de piedra con una efigie de cráneo al centro

Teotihuacan

Clásico temprano (300-550 D.C.)

Teotihuacan, Estado de México

Piedra volcánica

1.30 x 1.03 m.

Museo Nacional de Antropología, Ciudad de México.



La Leyenda del Quinto Sol es un mito mesoamericano sobre la creación del mundo, universo y la humanidad. Según él, la Tierra ha pasado por cinco etapas diferentes desde su creación, regidas cada una por un sol.


El primer Sol se llamaba Nahui-Ocelótl (Cuatro-Ocelote o Jaguar), porque el mundo, habitado por gigantes, había sido destruido, después de tres veces cincuenta y dos años, por los jaguares, que los aztecas consideraban nahualli o máscara zoomorfa del dios Tezcatlipoca.


El segundo Sol, Nahui-Ehécatl (Cuatro-Viento), regida por Quetzalcóatl, desapareció después de siete veces cincuenta y dos años al desatarse un gran huracán, que transformó a los sobrevivientes en monos.


El tercer Sol, Nahui-Quiahuitl (Cuatro-Lluvia), desapareció al cabo de seis veces cincuenta y dos años, al caer una lluvia de fuego, manifestación de Tláloc, dios de la lluvia, de largos dientes y ojos enormes. Los habitantes de la tierra eran en su mayoría inmorales y perversos, y los sobrevivientes se transformaron en pájaros y guajolotes.




El cuarto Sol, Nahui-Atl (Cuatro-Agua), cuya regente fue Chalchiutlicue acabó con un terrible diluvio, después de tres veces cincuenta y dos años, al que sólo sobrevivieron un hombre y una mujer, que se refugiaron bajo un enorme ciprés (en realidad, ahuehuete). Cada uno de estos soles corresponde a un punto cardinal: Norte, Oeste, Sur y Este, respectivamente. En él sucedió que todo se lo llevó el agua y la gente se convirtió en peces.


El quinto sol, Nahui-Ollin (Cuatro-Movimiento), porque está destinado a desaparecer por la fuerza de un movimiento o temblor de tierra, momento en el que aparecerán los monstruos del Oeste, tzitzimime, con apariencia de esqueletos, y matarán a toda la gente. Quetzalcóatl, junto con Xólotl, creó a la humanidad actual, dando vida a los huesos de los viejos muertos con su propia sangre. El Sol presente se sitúa en el centro, quinto punto cardinal y se atribuye a Huehuetéotl, dios anciano del fuego, porque el fuego del hogar se encuentra en el centro de la casa.


Para los aztecas y mayas el Quinto Sol fue creado en la antigua ciudad de Teotihuacan.




La piedra del Sol está en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México, uno de los museos más impresionantes del mundo. Es un calendario en cuyo centro aparece el quinto sol, el actual de los aztecas. En el círculo siguiente aparecen los cuatro soles anteriores, que cayeron y destruyeron el mundo en cuatro ocasiones anteriores.


 

Los aztecas pensaban que el sol se debilitaba y necesitaba de los sacrificios, y en especial de los de sangre humana, para poder seguir su curso y no destruir el mundo. Los cinco soles, como las cinco partes de mundo que se representan en una cruz, marcan el orden del mundo, que los aztecas mantenían por medio de las guerras, donde conseguían prisioneros para sacrificarlos al sol y fortalecerlo.


 

Para los aztecas el ser humano era el objeto sacrificial máximo. Estos sacrificios en determinadas épocas presentaron caracteres compulsivos (durante la consagración del templo de Tenochtitlán se sacrificó a 20.000 seres humanos). Tras el sacrificio el cuerpo era lanzado a la multitud que celebraba un festival caníbal. La política azteca era expansionista y de agresión a las poblaciones vecinas, y el sacrificio era una de las formas de hacer la guerra y aniquilar a los enemigos prisioneros. La expansión azteca partía de Tenochtitlán, imaginada como el centro del mundo, un mundo que se simbolizaba en el sol y que requería sacrificios diarios para infundirle fortaleza y energía. A través de un rito sangriento se rememoraba el momento del surgimiento del mundo actual. De esta manera el sacrificio humano azteca aparece como un pretexto para el dominio, una técnica psicológica de terror frente a los enemigos. A su vez, la erradicación de esta práctica también sirvió de excusa para muchos desmanes de los conquistadores europeos.


La capilla sixtina en 3D

Posted by Duncan on June 27, 2010 at 11:17 AM Comments comments (0)



He encontrado esta magnifica pagina web del Vaticano en la que podemos disfrutar de una visita virtual en tres dimensiones de la capilla Sixtina, una autentica pasada... vamos, lo más parecido a haber estado allí.

No hace falta decir que me ha encantado.

Ver en tres dimensiones

La gran pir?mide escalonada de Zoser, la primera del mundo, se lima las heridas

Posted by Duncan on May 19, 2010 at 2:06 AM Comments comments (0)

 

Con limo y arena, los mismos materiales que sirvieron para construirla, y con la fuerza de sus brazos, decenas de obreros curan las heridas de la pirámide escalonada de Zoser, la primera gran construcción en piedra del mundo.

 

Castigada por el tiempo y el viento, la pirámide del faraón Zoser (2687 a.C - 2668 a.C.) necesitaba un lavado de cara en el que se afanan ahora trabajadores con turbante a las órdenes del profesor de Ingeniería de la Universidad de El Cairo Hasan Imam.

 

"De algún modo sí que me siento Imhotep", dice entre bromas Imam, recordando al polifacético sumo sacerdote de la III dinastía que dirigió la construcción de la que fue la primera pirámide, que dio paso a muchas más por todo el valle del Nilo.

 

Menos majestuosa que las tres pirámides de la meseta de Giza, la de Zoser es resultado de la superposición de seis mastabas, una estructura truncada de adobe en forma piramidal en cuya cámara subterránea estaba situada la tumba real.

 

Ubicada a unos 25 kilómetros al sur de El Cairo, la mítica pirámide, cuyo interior nunca se ha abierto al público, es el edificio más popular de Saqara, la gran necrópolis de la que fuera la ciudad de Menfis, antigua capital de Egipto.

 

La restauración, iniciada hace tres años, avanza lentamente con el objetivo de reforzar la estabilidad de la edificación y sustituir unos bloques de piedra caliza desgastados durante varios milenios por la arena del desierto. "Usamos las mismas piedras salvo en aquellos casos estrictamente necesarios en los que están muy deterioradas y debemos reemplazarlas", explica Imam.


 

Sin máquinas


 

A pesar de los milenios que separan la construcción de su restauración, el proceso para lavar su imagen se desarrolla sin maquinaria, pues "lo más avanzado es la carreta con la que transportamos las piedras", dice orgulloso el director del proyecto. Y prueba de ello es que en el andamio de madera levantado sobre la pirámide, un grupo de obreros grita mientras tensa sus músculos para subir mediante una cuerda y una polea los bloques de piedra.

 

"Ahí está el sistema tradicional. Es el mismo método con el que se construyó la pirámide y es un proceso lento porque esa piedra pesa más de media tonelada", apunta Imam, un hombre al que todos los trabajadores saludan y que, en señal de gratitud, se detiene cada pocos metros para bromear con ellos.

 

El plan de restauración, en el que se han invertido hasta el momento unos 25 millones de dólares, también incluye retirar la arena que desde su creación se ha acumulado en sus seis escalones.

 

Imam, quien no oculta que esta decisión suscitó debate con los arqueólogos, explica que se está limpiando la arena "porque tiene un importante impacto medioambiental y porque no estaba en la concepción original de la pirámide". Algunos miembros del equipo, dice Imam, defendían que no se tocara la arena porque "era histórica".


 

Con rayor láser


 

En 2008, antes de entrar en el quirófano, la pirámide fue objeto de una prueba de rayos láser que duró cuatro semanas y que determinó que el nivel de riesgo rondaba "el 70 por ciento", según el ingeniero. "Ahora con el trabajo ya realizado el riesgo se ha reducido hasta el 25%", añade.

 

"Sin duda ésta es mi pirámide favorita", confiesa Imam, fascinado por una construcción que en su concepción debió salvar problemas técnicos como el peso de la piedra o el transporte de los bloques desde Asuán, en el sur del país.

 

La restauración tampoco ha estado libre de dificultades, ya que el proyecto se retrasó en varias ocasiones y el presupuesto tuvo que ampliarse por problemas que no fueron detectados durante la fase de estudio.

 

Cuando dentro de unos cinco o seis años este faraónico plan haya concluido, las cuatro caras de la pirámide lucirán remozadas, con piedras limpias y restauradas, y las cavidades rellenas con argamasa.

 

Pero también se habrá recuperado su interior, formado por un complejo sistema de galerías subterráneas y almacenes que guardan más de 48.000 vasijas cerámicas y once pozos de 32 metros que son la puerta a otros corredores horizontales. En el corazón de la pirámide seguirá la cámara funeraria de Zoser, un pozo de unos treinta metros de profundidad y siete de anchura que se construyó en granito y se revistió con yeso.



Petra.

Posted by Duncan on May 6, 2010 at 4:36 AM Comments comments (0)

En un mundo que avanza a pasos agigantados donde el acero y el concreto forman parte sobresaliente en los paisajes futuristas no dejan de ser las estructuras en piedra las que más admiración despierten a los ojos de la humanidad.

 

 

No son pocas las edificaciones que el mundo nos ofrece como recordatorio de las tantas civilizaciones que en algún momento fueron parte de la historia: Machu Pichu, las pirámides y muchas otras son ejemplos de ello.

 

Pero si bien es cierto que hoy día tenemos la posibilidad de visitarles no siempre fue así, muchas de ellas en determinado momento no existian más allá de la imaginación de muchos. Tal es el caso de Petra una ciudad que se caracteriza no por estar hecha en piedra sino esculpida en la piedra y caracterizada por su color rosa pálido (Hemispeos).



Esta joya de la arquitectura antigua se ubica entre el Golfo de Aqaba y el Mar Muerto a una altitud de 800 a 1396 metros sobre el nivel del mar en un valle de la región montañosa de Edom, al este del valle del Arabah.



e puede acceder a ella a pie a través de la garganta. El Siq, un pasaje estrecho y en curva que en ocasiones no supera los dos metros de ancho, con paredes de roca de la altura de un edificio de cuatro plantas.


Petra, que significa piedra, es una ciudad fortificada y un próspero centro de comercio que data de el siglo III A.C y cuyos habitantes los Natabeos tallaban las casas, templos y tumbas en la piedra de las paredes del cañón, a veces creando fachadas enormemente elaboradas y con columnas dicha ciudad debió ser abandonada por varios terremotos que asolaron la zona y que la mantuvieron cubierta a los ojos del mundo hasta que fue descubierta en 1812 por el arqueólogo suizo Johann Ludwig Burckhardt quien para poder llegar hasta estos dominios debió disfrazarse de musulmán.



El área, de unos 6 kilómetros cuadrados, destaca tanto por la cantidad y variedad de monumentos tallados directamente en la roca como por las tonalidades de la piedra y el juego de luces, siempre cambiante, que deja tras de sí el sol del desierto en su camino por el cielo.Por tratarse de un punto neural de la economía por donde debian pasar comerciantes de todos los sitios es posible encontrar en ella una gran variedad de culturas mezcladas por eso no es raro encontrar detalles bizantinos y romanos en la decoración de sus templos y otros edificios al igual que escritura griega y latina en sus paredes.



Catalogada dentro de las nuevas siete maravillas del mundo se se hizó famosa entre aquellos que nada tienen que ver con la arqueología, por ser sus fachadas las usadas en las peliculas Indiana Jones y la última cruzada, Mortal Kombat y el regreso de la momia.

 

Sea por querer encontrarnos con los rezagos de antiguas civilizaciones o estar cerca de escenarios que nos transporten a lugares y a situaciones imaginarias Petra es un destino que no puede faltar en nuestros itinerarios.


Coatlicue

Posted by Duncan on March 10, 2010 at 6:57 AM Comments comments (0)


Coatlicue

La Madre de los Dioses y de la Tierra. Diosa terrestre de la vida y la muerte.


 

Era representada como una mujer usando una falda de serpientes y un collar de corazones que fueron arrancados de las víctimas de los sacrificios. Tenía garras afiladas en las manos y los pies.


Coatlicue era una diosa madre para los aztecas. Su esposo era Mixcóatl, la serpiente de las nubes y dios de la persecución. Como virgen, alumbró a Quetzalcóatl y Xólotl.


Es la parte femenina de la dualidad universal: Quetzalcoatl/Cihuacoatl, o mujer serpiente.

Diosa de la tierra y la fertilidad, también muestra un lado más sombrío, en diversas representaciones la mitad de su rostro es de mujer y la otra mitad muestra un cráneo descarnado, pensando en la descomposición y degradación que hace de la tierra fértil en primer lugar.


Coatlicue, diosa madre, es un claro ejemplo de la dualidad en la cual la cosmología precolombina parece basarse, la intrínseca relación vida y muerte, dos caras del mismo concepto.


El disco de Festos

Posted by Duncan on March 10, 2010 at 6:28 AM Comments comments (0)


El disco de Festo (o disco de Phaistos) es un curioso hallazgo arqueológico de finales de la edad de bronce. Fue descubierto el 15 de julio de 1908 por el arqueólogo italiano Luigi Pernier en la excavación de un palacio minoico en Festos (Phaistos), cerca de Hagia Triada, en el sur de Creta. El propósito de uso y el lugar en el que se construyó aún no han sido determinados, lo que ha convertido a este objeto en uno de los más famosos misterios de la arqueología.


La inscripción ha sido realizada mediante presión de "sellos" jeroglíficos preformados sobre la arcilla blanda, en una secuencia espiralada hacia el centro del disco. Este fue luego cocido a alta temperatura. Algunos arqueólogos suponen que la escritura del disco de Festos es minoica, pero no se trata ni del lineal A ni del lineal B. Aproximadamente 10 signos del disco son similares a signos de la escritura lineal. Por esa razón, otros especialistas le atribuyen un origen no cretense.


 

El Disco de Festos ha sido visto como un calendario, un juego de la oca, una oración a la Gran Diosa, un inventario de bienes…

 

El enigma persiste, pues los más rigurosos investigadores señalan con propiedad que no podrá descifrarse mientras no aparezcan artefactos o inscripciones parecidas.



Rapa Nui

Posted by Duncan on March 8, 2010 at 4:32 AM Comments comments (0)


La isla de Pascua ( Rapa Nui, Isla Grande ) es una isla de Chile ubicada en la Polinesia, en medio del Océano Pacífico. Tiene una superficie de 163,6 km² (lo que la convierte en la mayor de las islas del Chile insular) y una población de 3.791 habitantes, concentrados principalmente en Hanga Roa, capital y único poblado existente.

En su idioma autóctono, la isla es conocida como Te pito o te henua, que significa «El ombligo del mundo» y Mata ki te rangi, que equivale a «Ojos que miran al cielo». La denominación de Rapa Nui se hizo posteriormente extensiva para denominar al pueblo aborigen y a su idioma, pero como una única palabra, "rapanui

La isla es uno de los principales destinos turísticos del país debido a su belleza natural y su misteriosa cultura ancestral de la etnia rapa nui, cuyos únicos vestigios corresponden a enormes estatuas conocidas como moáis.

You need Adobe Flash Player to view this content.



En febrero de cada año se celebra la fiesta de Tapati, la principal actividad artístico-cultural de Rapa Nui, que comienza la primera semana de febrero y aproximadamente 2 semanas. En esta festividad se realizan una serie de ceremonias ancestrales como la competencia de pintura corporal (o Takona), el relato de historias épicas y leyendas (Riu) y el descenso a gran velocidad por una colina de jóvenes sobre troncos de plátanos (o Haka Pei) y la elección de la reina de la isla, que es coronada la primera luna llena del mes.

La mitología de la isla de Rapa Nui presenta características únicas; producto de que esta isla es la más aislada de las islas polinésicas, que era originalmente transmitidas en forma oral, y posteriormente registradas en forma escrita luego de la llegada de las expediciones que la visitarían.

Tal como ocurre en otros lugares de Chile, en Rapa Nui la mitología también ha desarrollado una cosmovisión particular, que ha llevado a sus habitantes a explicaciones muy singulares sobre la creación del hombre y de su territorio.

Entre los mitos más importantes encontramos el de la llegada del pueblo rapanui desde el continente de Hiva, el culto al dios Make-Make, que está representado en Rapa Nui como el creador del mundo, y el posterior culto al Tangata Manu (hombre pájaro).



Altamira

Posted by Duncan on March 4, 2010 at 3:42 PM Comments comments (0)

La Cueva de Altamira es un hito cultural de la Historia de la Humanidad. El descubrimiento de las pinturas de la Cueva de Altamira en 1879 por D. Marcelino Sanz Sautuola significó el descubrimiento del arte rupestre paleolítico, y de su manifestación más espectacular.


Bisontes, caballos, ciervos, manos y misteriosos signos, pintados y grabados, son la expresión de los habitantes de la Cueva hace 15.000 años durante el Paleolítico Superior. La Cueva de Altamira es Patrimonio de la Humanidad desde 1985.


Cueva de Altamira: Descubrimiento.


D. Marcelino Sanz de Sautuola era un estudioso de las ciencias y experto en distintos campos aunque destacó como botánico e historiador. Fue un adelantado a su época. Su aportación a la prehistoria mundial llegó de la mano del descubrimiento de Altamira. Sería el primero en reconocer que las personas del Paleolítico eran capaces de crear obras de arte y en considerar auténticas las pinturas.


Todo comenzó en 1875 en el momento en que un pastor le informó de la existencia de una cueva en el Prado de Altamira. En su primera visita recogió restos arqueológicos de la superficie y localizó algunos dibujos. Años después, en 1878 acudió a la Exposición Universal de París, donde vio objetos prehistóricos del sur de Francia. La sorpresa que le produjo el gran parecido de estos objetos con lo encontrado en Altamira, le impulsó a volver a la cueva a continuar con sus investigaciones.

 

En 1879 regresó con su hija María quien localizó las famosas pinturas. D. Marcelino identificó los animales pintados como bisontes, asoció los pigmentos tomados del suelo con los colores del techo y comparó estas figuras con las representadas en el arte mueble paleolítico. En sus Breves apuntes sobre algunos objetos prehistóricos de la provincia de Santander, publicado en 1880, descubría el arte rupestre paleolítico.

 

La idea que se tenía de los hombres prehistóricos en aquella época hacía difícil aceptar que hubieran sido los autores de aquellas pinturas, además su frescura y espectacular conservación resultaban sospechosas. Su autenticidad no fue reconocida hasta que otros descubrimientos en cuevas francesas dieron la razón a D. Marcelino.


Emile de Cartailhac, escribió en 1902 en su "Mea culpa de un escéptico" - "Fui partícipe de un error cometido hace veinte años, de una injusticia que es preciso reconocer y reparar públicamente. Es necesario inclinarse ante la realidad, y en lo que a mí respecta, debo hacer justicia a Marcelino de Sautuola".


Los avatares de Altamira en el siglo XX


1902-1924. Del reconocimiento de la Cueva de Altamira al primer museo. A partir de su reconocimiento en 1902, Altamira adquiere gran protagonismo. En 1921 se toman las primeras medidas para su investigación y adecuación a la visita pública por iniciativa de S.M. Alfonso XIII quien se ocupa personalmente de la tutela de la cueva. En 1924, se inaugura el primer museo de la Cueva de Altamira donde se exponen los objetos recuperados en las excavaciones arqueológicas.


1925-1977. Altamira, icono cultural y destino turístico. La visita de los veraneantes a la gruta, incluída la familia real, y vecinos de la entonces provincia de Santander, de intelectuales y artistas y políticos de todo el mundo, convierten la cueva de Altamira en un símbolo cultural universal. Tras la Guerra Civil, su gestión pasa a depender de un Patronato que gestionará todas las cuevas de la provincia. El elevado número de visitantes que acceden a la cavidad hace peligrar la conservación de las pinturas, por lo que en 1977, la cueva se cierra al público.


1979-2004. Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira. El Ministerio de Cultura asume desde 1979 la titularidad de la Cueva de Altamira y crea el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altarmira dedicado a la gestión y conservación de este monumento. Tres años más tarde, los estudios de conservación realizados en la cueva permitieron su reapertura al público con un régimen de visitas limitado a 8.500 personas al año.


 

En 1985 la UNESCO reconoció a la Cueva de Altamira como Patrimonio de la Humanidad.

 

Desde 1992 se elaboró un plan museológico que concluyó con la apertura en 2001 de la nueva sede del Museo.

 

En la actualidad se está procediendo a la realización de un nuevo estudio de las condiciones de conservación de la cueva de Altamira, por lo que se han interrumpido temporalmente las visitas.

 

Un equipo multidisciplinar conjunto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Instituto de Patrimonio Histórico Español viene analizando los parámetros ambientales y el grado de contaminación microbiológica de la cavidad al objeto de determinar las condiciones reales de conservación y establecer un nuevo régimen de visitas para los próximos años.


De Quimeras y Gargolas

Posted by Duncan on March 2, 2010 at 4:49 AM Comments comments (0)

La Gárgola es un ser imaginario, representado generalmente en piedra, que posee características a menudo grotescas. Su nombre puede derivar del francés gargouille (gargouiller, producir un ruido semejante al de un líquido en un tubo), y éste del latín gargărīzo, que a su vez deriva del griego γαργαρίζω (hacer gárgaras).


 

El origen de las gárgolas se remonta a la Edad Media y se relaciona con el auge de los bestiarios y los tormentos del infierno. Cierto es también que la imaginación de los artistas medievales estaba abonada por mitos aún más antiguos. De hecho, las primeras gárgolas fueron bautizadas con el nombre de 'grifos', evidenciando así su raigambre clásica]. No obstante, la iconografía gargólica no se limitaba a la mera representación de grifos, sino que plasmaba, además, otros seres fabulosos que podían tomar la forma de animales, seres humanos o una mezcla de ambos; pero siempre representados de manera más o menos monstruosa.


Las gárgolas, por otra parte, cumplían tres funciones básicas, a saber:


Desaguar los tejados. 

Decorar dichos desagües buscando, por tanto, una finalidad estética.

Ahuyentar a brujas, demonios y otros espíritus del mal.



El concepto de una proyección decorativa a través de la cual el agua se expulsase del edificio era conocido desde la antigüedad, siendo utilizado por egipcios, griegos, etruscos y romanos.


Mientras que los griegos tenían especial querencia por las cabezas de león, fueron los romanos los que utilizaron estos canalones decorativos con abundancia, tal y como lo demuestran los ejemplares de la ciudad de Pompeya, conservados intactos hasta la actualidad merced a la capa de lava que los cubrió durante la erupción del Vesubio, en el primer siglo de Nuestra Era.


Es un error extendido llamar gárgolas a cualesquiera figuras grotescas o monstruosas contenidas en iglesias medievales; sólo se pueden calificar como tales las que se ajusten a la función antes especificada. Así, por ejemplo, las famosas figuras monstruosas de función puramente decorativa instaladas por Viollet-le-Duc en la catedral de Notre Dame de París deben ser denominadas quimeras, y no gárgolas.




Galería de imágenes.



Subscribe To Our Site

Share on Facebook

Share on Facebook

Send to a friend

Google Translator

Recent Forum Posts

by Pisces over a year ago
by Jazzvida over a year ago
by Duncan over a year ago
by Pisces over a year ago

Realtime Clock

Webs Counter

Google+ Web Search